Asesinados por sus Abuelos y Profanados por sus Nietos

Una vez mas y van… un grupo de impresentables y cobardes individuos ejecutan sus fechorías con nocturnidad y alevosía, han profanado el monolito erigido en recuerdo de los últimos y románticos defensores del Gobierno Legitimo de la República Española, asesinados por las fuerzas franquistas, situado a la izquierda de la entrada al Cementerio Parroquial de Infiesto, siguiendo el siguiente protocolo: 1),- Pintan de negro la lápida del monolito, sin duda con una vomitada que les salió de sus negras entrañas; 2),- Escriben con tinta amarilla -símbolo de la envidia- las palabras VIVA ESPAÑA, como si fueran estas execrables gentuzas, los dueños del cortijo y 3),- A la derecha del monolito, estampan la bandera de España, que utilizada por semejante personal y para tan despreciable acción, resulta prostituida.
Sin duda se trata de los mismos salva-patrias que hace unos años, pintarragearon la sede de IU de Infiesto, coincidiendo con otra profanación del monolito en cuestión. Si les quedara un mínimo de dignidad y decencia -inútil buscar agua en el desierto- hubieran respetado el reciente fallecimiento del Coordinador de Izquierda Unida de Piloña (Tomás Fernández González), persona de intachable conducta, al que cientos de amigos le dieron el ultimo adiós en el funeral celebrado en la Iglesia Parroquial de Infiesto el 13/02/2017 y que según una amiga de la familia y vecina de toda la vida: “era de pocas palabras pero lo decía todo con la mirada que parecía la de un santo”. ¡Qué lejos la ética de un idealista de izquierdas como Tomás, de gentas tan despreciables como estos profanadores de tumbas o símbolos funerarios” La anterior profanación fue lavada por Tomás y Manolo Sánchez (q.e.p.d.), pero en esta ocasión será el Personal de Obras Municipales el encargado de tan encomiable labor, según me confió el Alcalde de Piloña Iván Allende.
Al fin y al cabo los cadáveres que se honran con este monolito, fueron abatidos por las fuerzas represoras franquistas -en el momento álgido de su acción depredadora- por la llamada “contrapartida” formada por guardias civiles con la colaboración de somatenes adictos y falangistas de tiro fácil. Los habitantes de los pueblos altos de Piloña, a quienes temían de verdad era a estos esbirros del criminal e ilegal poder franquista, puesto que los llamados “escapaos” o “fugaos”, se limitaban a pedir comida o cobijo, por lo que sus bienhechores eran masacrados por la “contrapartida”, con palizas y torturas que en algunos casos originaron la muerte de los torturados y casi siempre graves secuelas para su salud. Criminal trato del que no se libraban ni los jóvenes ni las mujeres ni los ancianos.
¡Lástima que la Ley de la Memoria Histórica promulgada por el Gobierno de Zapatero haya nacido tan descafeinada y que para colmo de males sus menguadas facultades hayan sido anuladas por el “democrático” y “solidario” gobierno del PP!. Por lo menos lo que tenía que haber contenido dicha ley, era la anulación por decreto de todos los juicios realizados por los ilegales, inmorales y criminales tribunales franquistas, que al fin y al cabo representaban a unos auténticos okupas del poder, ganado por la fuerza de las armas -naturalmente con la fundamental ayuda de nazis y fascistas- contra el legítimo Gobierno de la República Española. Y también que con cargo a los Presupuestos Generales del Estado se financiara la exhumación de la totalidad de las fosas comunes de los represaliados del criminal franquismo, de triste memoria. Y no creo que sea pedir demasiado, puesto que ya que no quisieron respetar sus vidas, por lo menos que respeten sus muertes.

Deja un comentario