Sugerencias para Cáirtas Parroquial y Coservi

CÁRITAS PARROQUIAL: en éstos terribles tiempos de crisis financiera- industrial-comercial-.laboral-social, casi resulta un pecado mortal o por lo menos una falta del más elemental sentido de la solidaridad, que los restos de comida en perfecto estado de conservación, no sea destinada a quitar el hambre a muchos de nuestros semejantes en estado de necesidad. Es por lo que estimo procedente que previa consulta a los dueños de los restaurantes de Piloña que ofrezcan el “menú del día”, montar el siguiente dispositivo:
1),- Confeccionar la relación de restaurantes (yo dispongo de un listado provisional no actualizado de 7 establecimientos) dispuestos a ofrecer a personas necesitadas, los restos en perfecto estado de conservación de la comida del día.
2),- Acordar la hora más apropiada para pasar a recoger estos restos de comida que han de resultar un verdadero manjar para tantas personas que pasan hambre.
3),- Que las personas beneficiadas por este solidario gesto de nuestros restaurantes, vengan provistos de los adecuados y suficientes recipientes, para recoger por separado cada tipo de alimento.
Y 4),- Que Cáritas Parroquial que dispone de un censo de personas necesitadas que puedan ser las beneficiarias de esta campaña, las ponga en contacto con los respectivos restaurantes, mediante la presentación del interesado por parte de algún responsable parroquial o previa información de la lista de candidatos, para que cada restaurante elija el suyo. Incluso se puede facilitar a los beneficiarios, de una credencial que los identifique como merecedores de este servicio.
COSERVI: que teniendo en cuenta la dura prueba a que están sometidos los pequeños negocios comerciales de nuestro entorno en esta pertinaz crisis, resulta de urgente necesidad fidelizar al consumidor local, para evitar en todo lo posible que realice sus compras fuera de nuestro concejo. A tal objeto propongo implantar el siguiente Sistema de Ventas que pudiéramos bautizar con el nombre de “VADESSCO” (Vale para descontar):
1),- Los comercios de alimentación comprarían a COSERVI “Vadesscos” con un valor facial de 1, 5 y 10 euros, al precio que se estime conveniente para solventar los gastos de imprenta, publicidad y posibles sorteos complementarios.
2),- Estos mismos comercios de alimentación entregarían a sus clientes 1 “Vadesscos” de 1 euro por cada 10 euros de compra, es decir por el 10 % de la compra. No mereciendo ninguna entrega de “Vadesscos”, las compras inferiores a 10 euros.
3),- El resto de los comercios adheridos a este Sistema de Ventas, (confección, calzados, ferretería, mercería, muebles, electrodomésticos, material eléctrico, librería, etcétera), admitirían el pago del 10 % de la compra con “Vadesscos” y el resto (90 %) con dinero.
Y 4),- La pérdida de ganancia con los gastos de la adquisición de los “Vadescos” para los comercios de alimentación y el descuento del 10 % sobre las ventas para el resto de gremios, quedaría sobradamente compensada con la realización de muchas ventas que sin estos estímulos no se hubieran conseguido. En la práctica el descuento no llegaría al 10 %, pues en la mayor parte de los casos, el cliente no dispondría del total de Vadesscos equivalente a ese 10 %, pero sin duda el tenerlos en su poder, impulsará al potencial cliente a comprar en los comercios adheridos al sistema, evitando que se desplacen a las grandes superficies del centro de Asturias.
Todo lo que antecede, se respaldaría con una fuerte publicidad en los propios establecimiento durante la campaña de lanzamiento, bajo el eslogan de “ ¡ Comprando en Piloña, ganamos todos !”.

Deja un comentario