IV Encuentro Musical de Otoño

Cada año que pasa entiendo menos el mundo que me rodea y a mi propia persona. En cuanto al mundo, será quizá por el lenguaje periodístico en el que tanto se prodiga el uso -¿o abuso?- de las siglas, sin su correspondiente detalle aclaratorio; la irrupción de las nuevas tecnologías en nuestra vidas, que resultan de difícil compresión y uso para las personas mayores entre las que me cuento; los anglicismos para describir cualquier actividad que tienen perfecto equivalente en castellano; la imposibilidad de leer los prospectos de los medicamentos y la Guías Telefónicas, por el raquítico tamaño de las letras de sus textos; la música moderna tan alejada de los entrañables pasodobles, tangos, valses, boleros, etcétera de nuestros años mozos; en resumidas cuentas que da la impresión de que a la tercera edad se la está echando fuera del sistema. En lo que se refiere a mi propia persona, un hecho llamativo y lamentable pero al final complaciente: que soy un absoluto analfabeto musical, que no sabe tocar ningún instrumento ni entonar de forma aceptable, canción alguna. Pero ello no es obstáculo, valladar ni cortapisa, para que en estos Encuentros Musicales de Otoño, que desde hace cuatro años nos ofrece nuestra laureada Asociación Musical “DE LA FUENTE”, disfrute como un cosaco y me sienta tan relajado y feliz como un neandertal “homosapienizado”.
UNA PRESENTACIÓN DE LUJO POR MIGUEL DE LA CUEVA: como ya es tradición en estos entrañables certámenes musicales, esti mozarrón que rebasó en talla a todos sus ancestros y eso que su abuelo Pepito no le andaba a la zaga, que presentó esta 4ª edición de los Encuentros, con la soltura y pericia de todo un profesional de la comunicación, nos fué desgranando con pelos y señales, las vidas, milagros y avatares de las dos Bandas de Música invitadas, una la de Avilés, próxima y vecina y la otra la de Ateca (Zaragoza), distante en lo geográfico pero cercana en lo personal. Anunciándonos también la actuación de la banda anfitriona Asociación Musical Piloñesa “DE LA FUENTE” con la colaboración de la Coral Piccola Piloñesa. Y para mí, un colaborador fundamental para que un servidor pudiera realizar este comentario sobre el IV Encuentro Musical de Otoño-2016. ¡Gracias Miguel!
LA BANDA DE MÚSICA DE AVILÉS EN FECHAS: nace el 22/10/1890; con solo tres años la joven Banda, consigue dos segundos premios en los Concursos Nacionales de Bandas de Palencia (1894) y de Gijón (1906) y un primer premio en Oviedo (1916). El estallido de la Guerra Civil en Julio del 1936, supuso un paréntesis musical en la Villa del Adelantado de La Florida, que se reabre en Junio de 1940. En estos años de posguerra, concretamente en el 1953, llegan las gaitas a la Banda. En las décadas de los 60 y 70, se centra en actuaciones en las que predomina la zarzuela. En los años 80 estuvo al borde su desaparición, por la reducción de los presupuestos. En la década de los 90, la Banda se recupera participando en festivales regionales de bandas, siendo Avilés la sede en dos años seguidos (1995/1996). Con la llegada del siglo XXI José María Lorenzo se enfrenta a la lucha constante de la pérdida de músicos, hasta que a principios del 2015 y tras 29 años como director, decide colgar la batuta. La Banda inicia una etapa de cambios, se moderniza, se elige una nueva directiva presidida por Carlos Sierra y un nuevo director (Daniel Santos Pérez). Un saludable aire fresco que ha permitido la captación de los jóvenes valores avilesinos y una mayor presencia y cercanía de la ciudadanía, ha hecho que la Banda de Música de Avilés, vuelva a ser un activo muy presente en la vida cultural de la Villa del Adelantado de La Florida.     Interpretaron: “La Misión” de Ennio Morricone (Arreglo de Frank Bernaerts; “Grease”    (Arreglo de Paul Murtha); “Hightlights from Frozen” (Arreglo de Sean O´loughlin y “Añada Pa Julia” de J.M. y Daniel Santos.
LA AGRUPACIÓN MUSICAL ATECANA (ZARAGOZA) EN DATOS: resulta meritorio que una población del tamaño de Infiesto, pudiera disfrutar de Banda Municipal desde el año 1842. Esta Banda será revitalizada en varias ocasiones por distintos Directores, pero es en el año 1988 cuando se consigue reavivar el empeño y la dedicación a esta bella disciplina cultural como es la música instrumental, constituyéndose la “Agrupación Musical Atecana”, independiente, con sus propios estatutos y compuesta por jóvenes atecanos.
Para consolidar y dirigir la Banda de Música se contrató al valenciano D. Vicente Moll Soler (suboficial músico de la Banda de la Academia Militar de Zaragoza) y como subdirector al atecano D. Carmelo López Sánchez, que accede a la dirección en 1993 hasta que en el 2013, por motivos de una operación quirúrgica, es sustituido por D. Juan Pedro Mensat, que ejerce la dirección hasta Septiembre del 2015, fecha en que toma la batuta D. Miguel Ruada Carpio, que la mantiene hasta el momento actual.
La Agrupación Musical Atecana ha participado en distintos Certámenes, Festivales y Conciertos, algunos de ellos patrocinados por la Diputación de Zaragoza dentro del programa “Bandas en Marcha”. En el año 1991 quedó primera en la Categoría B del Certamen de Bandas de Música de Pedrola (Zaragoza), actuó en varios Parques Públicos de Zaragoza, en localidades de nuestra provincia, en las fiestas patronales de Ateca y en el tradicional Concierto de Navidad. Actualmente la Agrupación la componen aproximadamente unos 35 músicos y cuenta con 18 Educandos en periodo de estudios, con edades de 6 a 14 años. Nos ofrecieron: “De Torredonjimeno a Itaiia” de Miguel Rueda Carpio;”The Beatles in concert” de Lennon, McCartney/art. W.Hautvast; “Asturias” de Isaac Albeniz; “Gigantes y Cabezudos” de M. Fernández Caballero y “El Sitio de Zaragoza” de Cristóbal Oudrid.
LA ASOCIACIÓN MÚSICAL PILOÑESA “DE LA FUENTE” NO NECESITA PRESENTACIÓN: pues juega en casa, es decir que es de la cantera, es la anfitriona y el orgullo de todos los piloñeses por lo alto que deja nuestro pabellón a nivel regional, nacional e internacional en donde reclaman su presencia gracias al prestigio ganado en estos últimos años.    Nos hicieron disfrutar con: “Glasnost” de Dizzy Stratford; “Virginia” de Jacob de Haan y “Blues Factory” de Jacob de Haan y “Highlights from Walt Disney´s Aladdin” (Arreglo de Michael Sweeney.
LA CORAL PÍCCOLA PILOÑESA: que siguiendo los pasos de sus mayores en estas lides (La Coral Polifónica Piloñesa) ya cuentan sus actuaciones por éxitos, incluso a nivel internacional. El último y más próximo ha sido el 1º Premio en la Modalidad Infantil del Concurso Regional de Coros “Ciudad de Oviedo” y el Premio que otorga la “Asociación Coro Reconquista”. Otra feliz iniciativa de nuestra “directora para todo” Miriam Martínez, que facilita la renovación generacional de los coralístas piloñeses y que como me comentaba mi amigo y presidente de la Polifónica Piloñesa (Tino Sierra): “somos la envidia de las demás corales asturianas, precisamente por contar con la cantera que nos aporta la Píccola”.
PASACALLES QUE ALEGRARON LA NOCHE OTOÑAL DE INFIESTO: la fértil imaginación de nuestra ”directora para todo” Miriam Martínez, nos deparó otra agradable sorpresa con todas la bandas participantes recorriendo nuestras principales calles, alegrando con su música y adornando con su paso rítmico, el escenario urbano de Infiesto. No obstante me permito sugerir que la hora del desfile sea la de las 19,30, para que no coincida con la de la misa y que se corte el tráfico rodado, por lo menos por la calle Covadonga.
UNA IGLESIA LLENA HASTA EL CORO: lo que me resulto muy grato por dos razones: 1),- Que el meritorio y sacrificado trabajo de Miriam y sus pupilos, bien merece el permanente homenaje de nuestra presencia en sus actuaciones y conciertos y 2),- Que como piloñés con sesenta y veintiún años de residencia en Infiesto, me gusta que las bandas y coros visitantes, se lleven una buena impresión sobre nuestra afición y cultura musical.
APLAUSOS Y BRAVOS CON EL PÚBLICO EN PIE: como justo premio a las magnificas interpretaciones de las tres bandas actuantes, cuyos miembros han puesto lo mejor de sí mismos, como resultado de sus trayectorias personales a las que han aportado tiempo, trabajo y dinero, todo ello sobrellevado estoicamente gracias su acendrado amor a la música. Y para redondear nuestro apoyo, ahora “toca” -nunca mejor dicho- asociarse a nuestra laureada Banda De La Fuente, para ayudar en alguna medida a sufragar sus cuantiosos gastos.
Y COMO COLOFÓN UN SUCULENTO PINCHEO EN EL RESTAURANTE LA VERJA: que con el arte culinario que caracteriza a este emblemático escenario del buen yantar piloñés, hemos disfrutado los músicos, acompañantes, directivos y socios de la banda anfitriona (Asociación Musical Piloñesa “DE LA FUENTE”), de abundantes, variados y sabrosos pinchos, entre los que destaca la mejor tortilla española de España. A propósito de este verdadero manjar gastronómico, mi sincera felicitación a su artífice Ángeles Cueto que invito a que participe en cuantos concursos de tortilla se celebren, que seguro que los gana. Sugerencia que haría extensiva a su tocaya (Ángeles González del Restaurante Tamanaco) con su inigualable arroz con leche. Y hablando de sabrosuras culinarias, es justo mencionar que los “menús del día” de los restaurantes y sidrerías de Infiesto, son los mejores de Asturias. Y mi agradecimiento a Cova Diego, que cuando se habían agotado todas las tortillas servidas, a petición mía se las arregló para reponer la fuente vacía con la última de la noche, de la que entre un grupo de atecanos y un servidor, dimos buena cuenta. Todo ello regado con vinos D.O. Rioja y Alvariño, sidra D.O. Mestres y Agua D.O. Borines. Lástima que la artífice de estos multitudinarios acontecimientos musicales y sociales (Miriam Martínez), no haya podido estar con nosotros en este animado fin de fiesta, por motivos de salud. Ánimo ”directora para todo” y a ponerse fuerte que nos haces mucha falta. ¡Gracias a todos y hasta el año que viene!

MANOLO MARINA

Publicado Nº 155, Diciembre 2016, La Crónica de Piloña

Deja un comentario